Javascript Menu by Deluxe-Menu.com
Logo
Maiestas colabora en el proyecto "Plastic Free Delhi" en la capital de la India

Tumba de Humayún
Nueva Delhi (India)

Como toda gran metrópolis también Nueva Delhi,  con su población de casi 15 millones de habitantes, tiene el urgente y difícil desafío de la  preservación ambiental. Gobierno e iniciativa privada trabajan juntos en ese frente. Fundación Maiestas se une a ese esfuerzo común con su participación en el proyecto “Plastic Free Delhi”.

Gobierno e iniciativa privada trabajan juntos en ese frente. Fundación Maiestas se une a ese esfuerzo común con su participación en el proyecto “Plastic Free Delhi”.

Según datos oficiales (Delhi Human Development Report, 2006), cerca de 20% de la basura que se produce en Delhi no se logra recoger por el servicio municipal de limpieza urbana. Y se estima que el plástico (especialmente bolsas de polietileno, no biodegradable) contribuye con el 6% de la producción diaria de residuos. Esa situación ofrece una amenaza real al medioambiente y a la calidad de vida de la población.

“Diga no a las bolsas de plástico”, “Deje Delhi limpia”, “Deje Delhi verde”, son algunos de los slogans que aparecen con frecuencia por las calles y en los medios de comunicación, como parte de campañas organizadas por el gobierno y asociaciones de residentes.

En ese contexto Fundación Maiestas participa en el proyecto “Plastic Free Delhi” sumándose  al esfuerzo conjunto de algunas organizaciones de la India.

La idea es sencilla y práctica: intentar sustituir parte de las bolsas de plástico que normalmente se usa para compras –y luego se tiran– por bolsas de yute, durables y biodegradables. ¿Cómo lograrlo?

En la primera fase del proyecto, a través de campañas organizadas en colegios y escuelas de la ciudad, se procurará que los mismos alumnos sean promotores de una mayor conciencia para los peligros del consumo irresponsable y de la degradación ambiental. Cerca de 25 mil bolsas de yute (fibra natural, abundante, barata y biodegradable) serán distribuidas a los alumnos para que ellos mismos incentiven a sus padres a usarlas, como alternativa a las bolsas de polietileno, cuando salgan de compras.

En la segunda fase del proyecto, las bolsas de yute estarán disponibles también en tiendas, como alternativa a las de plástico.

Además de la ejemplaridad y del impacto ambiental urbano directo que presenta el proyecto, un aspecto también de gran importancia es el beneficio social para la población rural carente de recursos. Eso es así porque se encargará la producción de las bolsas de yute a mujeres pobres que viven en el campo, después de darles instrucción y las condiciones materiales necesarias. El sueldo que recibirán por ese trabajo será una buena ayuda para su escasa economía familiar.

Se trata de un pequeño paso frente al problema de la degradación ambiental, en general, y a los desafíos urbanos de una ciudad como Delhi, en particular. Sí, es solo un paso. Un paso pequeño e importante que, en Maiestas, podemos y queremos ayudar a dar.

<< Ir a Noticias